UN VIAJE EN EL TIEMPO POR MARRUECOS

EL PARAISO DE LOS MERCADERES

Hay un lugar increíble que mezcla sensaciones con colores, olores, sonidos y tradición; en realidad son múltiples lugares distribuidos principalmente por la medina (ciudad antigua) de Marrakech, la capital de Marruecos: los bazares, también llamados zouks.

No solamente vas encontrarlos en Marrakech sino a lo largo de todo el país; algunos de ellos destacan por su popularidad en redes sociales y otros medios web, de tantas veces que han sido fotografiados por aventureros, sobre todos los ubicados en las localidades de Tanger, la puerta de entrada al país, y la Medina de Fez, la más grande y antigua de sus ciudades.

Durante mi visita a Marruecos en septiembre pasado, puse especial atención en recorrer cada uno de ellos de manera de conseguir los mejores D.A.T.O.s para incluirlos en este post. Allí van ¡Tomen nota!

 
IMG_1214.jpg
 

¿Qué vas a encontrar en ellos?

Artículos con influencias del Mediterráneo, europeas, árabes y bereberes. De hecho, podrás ver algunas diferencias en cuanto al diseño dependiendo de la ciudad donde se encuentra el bazar, pero en términos generales, todo es igual de espléndido y espectacular.

Ya sé que te estás preguntando qué exactamente vas a poder comprar ahí. La respuesta más sencilla es: ¡de todo! Cerámicas de distintos  estilos y tamaños para los amantes del té y la cocina. D.A.T.O. especial, no te vayas sin comprar un Tajin, un horno tradicional pequeño para cocinar un estofado, guiso o cualquier receta que requiera una consistencia jugosa. Jarrones, joyas, artículos tallados en madera, muebles de exquisito gusto y detalle, ropa, miles de millones de prendas con bordados uno más intrincado y especial que el otro.

Igualmente, encontrarás, cuero teñido o al natural, fundas para libros o cojines. Objetos de latón, vidrieros haciendo lámparas; especias para teñir, para cocinar, para curar.

Herboristerías con medicina natural para todo tipo de afecciones, menores o graves, recordemos que cuando alguien cree en algo, el efecto placebo se puede convertir en santo remedio. La cura para las arrugas, la psoriasis, desmaquillantes, digestivos, mal de amores, caída del cabello, gordura, dolores de cabeza, musculares, o hasta “la poción mágica” para darle a un recién nacido que no deja de llorar…

IMG_1052-2.jpg
IMG_1050.jpg

Al comprar: convence o te convencerán

La verdad es que, aunque no quieras, los hábiles, conversadores y conocedores mercaderes te harán querer comprar lo que sea, incluso no me extrañaría que algún vendedor te quisiera convencer de que una alfombra es mágica, como la de Aladino. Esta cualidad para hablar y convencer, es lo que hace más encantador el lugar.

La clave para este destino es que todo puede tener un precio mejor (para ti) al que te ofrecen en un principio ¡No lo olvides! Eso sí, no vayas a ofender a algún mercader buscando un trato muy bajo, recuerda que las artesanías son invaluables porque son hechas a mano y por lo general únicas, así que lo que te recomiendo es que busques siempre un trato justo y utilices la técnica del regateo solo para vivir la experiencia de este viaje, con todo el encanto cultural que encierra.

Un truco para lograr un buen precio es irte con un máximo en la mente, y ser firme con él. El mercader verá eso en tus ojos y te dejará el precio en menos, son como sabuesos, si ven la duda o el miedo en ti sacarán provecho de eso. Insisto, este es un viaje de encanto, prueba tus capacidades de convencimiento y disfruta del logro.

 
IMG_1471.jpg
 

Las horas cuentan: no dejes que pasen en vano

No solo cuentes tu dinero, sino también las horas del día; planifícate bien para que puedas ver la mayor cantidad de stands y puedas comprar todo lo que desees. Con la caída del sol los mercaderes comienzan a retirarse y los bazares dan lugar a una de las más interesantes experiencias culinarias que he podido presenciar. Todo transcurre en la plaza principal de Marrakech, conocida como Yamaa el Fna,  si durante el día su rincones son ocupados por mercaderes, acróbatas, cuenta cuentos, encantadores de serpientes, mujeres que decoran su piel con henna, bailarines y turistas ansiosos de aventuras; de noche, se convierte en el restaurante más grande al aire libre al que podrás entrar, sin reservación previa.

Algo que tienes que saber es que hay pocas diferencias en la comida que se sirve entre cada uno de los locales y la mayoría de los platos rondan los mismos precios. Ahora bien, escucha con atención, en Marruecos ESTÁ PROHIBIDO EL CONSUMO DE BEBIDAS ALCOHÓLICAS POR RELIGIÓN. Y aunque es posible que en algunos lugares consigas un vino o una cerveza, es seguro que te costará un ojo de la cara.

Importante si viajas en junio a Marruecos

Probablemente ya debes estar haciendo las maletas para ir a vivir esta experiencia mágica, sin embargo es importante que tengas en cuenta que este no es el mejor momento para hacerlo, a menos de que seas musulmán y quieras estar en Marruecos para las festividades.

Estamos en junio, esta es la época del Ramadan, una de las fiestas más importantes dentro de esta religión, que básicamente es un ayuno, tanto de alimentos como de bebidas, cigarrillos y relaciones sexuales en las horas del día y marcada por una cercanía importante con la familia y su deidad. Esta celebración dura 1 mes, este año comenzó el 16 de mayo y terminará el 14 de junio.

Todo el país se encuentra “parcialmente paralizado” la mayoría de la población sigue su día a día, trabaja, sale y algunos locales dedicados al turismo permanecen abiertos. Pero la verdad es que durante este tiempo muchos se quedan en casa disfrutando de la compañía de sus familias y cumplen con sus horas de oración, razón por la cual los bazares no se ven igual de magníficos, los locales de comida tradicional están cerrados y puedes encontrarte por momentos en ciudades vacías de personas y autos. De más está decir, que durante estas fechas es de muy mal gusto comer en público, beber en público, fumar o incluso tener gestos de cariño con tu pareja, dado que le faltas el respeto a los creyentes que participan del ayuno.

En las noches todo cambia, porque el ayuno termina a las 21:45 aproximadamente, y todos corren a los locales a comer en abundancia, porque lo necesitaran para el día siguiente. Las fiestas son increíbles luego de las 22:00, los lugares que se encontraban cerrados ahora reciben a montones, todos salen y disfrutan. Luego vuelven a casa, duermen y se levantan antes del amanecer para comer algo y una vez que asoma el sol continuar con el ayuno.

Mi recomendación final, como asesor de viajes

Puedes ir durante estas fechas y sentirte más cerca de esta cultura si vas a formar parte activa del Ramadan, lo que sin lugar a dudas es una experiencia de vida que te dejará aprendizajes únicos. O también puedes aprovechar este mes de festividades para planificar el viaje, imaginarte recorriendo sus bulliciosos laberintos, prepararte para una gran aventura y lanzarte a vivenciar TODO lo que este espectacular país tiene para ofrecer en sus mejor época que va de Marzo a Mayo o de Septiembre a Noviembre.

 

Mauro SeguiComment