VIVIR EL OKTOBERFEST EN ALEMANIA

¿QUÉ ES EL OKTOBERFEST?

Si no conoces, nunca has escuchado, o simplemente no tienes idea de lo que es el oktoberfest, necesitas urgentemente leer este artículo. Se trata de festividades que se realizan alrededor del mundo concentradas en pequeños y grandes eventos, aunque su origen y mayor exponente es en la ciudad de Múnich, Alemania.

El Oktoberfest es la fiesta más grande de la cerveza, pero no sólo se trata de eso, data de 1810 cuando el matrimonio del Príncipe Ludwig de Baviera con la Princesa Teresa de Sajonia ameritaba que su amor fuese celebrado a lo grande, mediante una serie de festejos a los que asistieron tanto el pueblo como la burguesía. Desfiles en su honor, comida deliciosa, carreras de caballos, y por supuesto mucha cerveza, fueron los ingredientes que expresaban la alegría por la unión de la nueva pareja real.

Fue tal la algarabía de la ocasión, que se decidió repetirla cada año, y poco a poco el mundo se fue enterando de este evento y comenzaron a unirse al festejo. Hoy día, el evento incluye 2 semanas donde se despliegan gran cantidad de  atracciones, desfiles, disfraces, cantos, bailes, juegos de feria, como también numerosas opciones de bares y restaurantes donde millones de personas se concentran a revivir esta experiencia como lo fue hace 2 siglos atrás.

 
oktober-3.jpg
 

¿QUÉ TAN POPULAR ES ESTE EVENTO?

No hay número exacto de personas que asistirán este año, pero sabemos que el año pasado asistieron más de seis millones de personas, lo que puede contestar la pregunta con un rotundo ¡MUY POPULAR!

Otro D.A.T.O. interesante son los aproximadamente 7 millones de litros de cerveza que bebieron, los miles de kilos de carne, pollo y salchichas, siempre acompañados de los famosos pretzels en tamaño XXL.

Ok, ya conocemos de que se trata el Oktoberfest en esencia, pero eso no lo es todo, el todo está en vivirlo.

 
oktober-1.jpg
 

COMENCEMOS POR EL PRINCIPIO:

La celebración empieza con un gran desfile donde carruajes llevados por caballos, carros alegóricos, bailarines, artistas y varias personas con trajes típicos de la cultura bávara, se abren paso por las calles de Múnich en dirección a la primera gran carpa donde se ubica el alcalde de la ciudad ataviado con su traje tradicional.  Allí comienza el rito de inauguración, cuando al abrir el primer barril de cerveza dándole unos cuantos golpes, es el alcalde quien gritando al cielo expresa el característico: O’ZAPT IS! -lo que traducido al español moderno significa: “ESTÁ ABIERTO” - dando inicio al brindis con la primera jarra.

Un D.A.T.O. divertido para los que quieran ir, es que se suelen hacer apuestas sobre la cantidad de golpes que deberá dar el alcalde para abrir el barril.

SON LAS 10 AM, ES HORA EMPEZAR A TOMAR:

Así es, el festival abre sus puertas desde las 10:00 AM hasta las 23:00 PM, y la cerveza corre “libre” a disposición de los festejantes durante todo ese periodo. Como ya dijimos, las grandes estrellas del evento son sus famosas “carpas”, y no creas que te encontrarás con simples toldos de feria, por el contrario, se trata de enormes estructuras armadas, con múltiples niveles, decoraciones típicas, espacios amplios y mesas grandes. Una vez dentro, te encontrarás con personas (y personajes) cantando aquellas rimas bávaras de 1810, actos especiales, bailes tradicionales, retos para ver quién es el “mejor hombre”: el que pueda tomarse una jarra de cerveza completa sin parar, ahogarse o vomitar.

También tienes a las mujeres más fuertes y resistentes, las increíbles camareras que incansablemente llevan jarras de vidrio repletas de cerveza a las mesas (hasta 5 por viaje) con una habilidad fantástica y sin derramar ni una sola gota.

Cada una de estas impresionantes “tiendas” cuenta con un estilo similar, se basan en decoraciones de antaño, y sin embargo todas tienen un toque distinto, es por ello que te recomiendo que visites todas las que puedas. Porque además así podrás probar más variedades de cerveza.

 
oktober-2.jpg
oktober-4.jpg
 

Casi me olvido de un  D.A.T.O. imprescindible, en el Oktoberfest hay una regla sumamente importante, solo se pueden destilar las cervezas que se produzcan en la ciudad de Munich y que cumplan con el Edicto de la Pureza, una Ley que establece que la cerveza solo debe tener tres ingredientes: agua, lúpulo y cebada.

AHORA, A LEER CON ANTENCIÓN:

Tienes que reservar tu mesa para poder sentarte sin problemas, tomar tu cerveza y comer a tu antojo. Si, necesitas reservación para sentarte, aunque la buena noticia que es la entrada es gratuita, así que puedes disfrutar de todas las emociones del festejo sin tener que pagar por los asientos. Entre las carpas más conocidas por el público, se encuentran las: Armbrustschützen-Festzelt, Augustiner-Festhalle, Fischer-Vroni, Hacker-Festzelt, Hofbräu-Festzelt, Käfer Wies'n Schänke y puedes hacer tus reservaciones con hasta meses de anticipación.

Recuerda, van millones de personas, lo que quiere decir que conseguir una mesa vacía por obra de magia en la mitad de la tarde, es literalmente imposible. Hay dos formas de hacer la reserva, directamente con los dueños de las carpas vía correo o en la página web oficial haciendo clic aquí.

Un D.A.T.O. logístico, por lo general las reservaciones son para las mesas completas, que en promedio comparten 10 personas cómodamente.

COMO PUEDES ACOMPAÑAR TU CERVEZA

Comidas hay de todos los tamaños, pesos, precios y gustos.

Desde el popular medio pollo con papas, pasando por las carnes de vacuno con acompañamientos varios, hasta las ya super famosas salchichas alemanas.

También hay muchas opciones de sándwiches rellenos, e incluso en algunas tiendas podrás encontrar mariscos o comida vegetariana.

Si lo que necesitas es azúcar, puedes pedir pasteles con cremas tradicionales, tartaletas de frutas, muchísimos dulces típicos, o tan solo un buen café, té o bebidas.

Casi se me olvidan: los super Pretzels, y no estoy exagerando, lo digo porque son más grandes que tu cara. De estos podrás ver en todas partes, son deliciosos y ayudan a absorber el alcohol para evitarte un mal rato.

 
oktober-6.jpg
 

En este sentido, un simple consejo, intenta no tomar de mas y no mezclar cerveza con otra cosa que no sea comida, el alcohol se procesa en nuestro cuerpo de forma lenta, y sin darte cuenta puedes terminar con un muy alto nivel en sangre y sufrir consecuencias no del todo agradables (sobretodo pensando que estás fuera de tu país y no conoces como funciona ni los costos del sistema médico local).

"DER SPASS KOSTET DOCH WAS"

En otras palabras: la diversión cuesta caro.

Hemos llegado a la parte en la que discutimos el presupuesto ideal para esta actividad.

Reservar en un hotel, dependiendo de la cercanía del evento, puede costar entre 300 a 500 euros. En este sentido, mi recomendación es alejarse un poco del centro. No te preocupes por cómo llegar, porque puedes ir en metro, bus o incluso a pie y recorrer un poco más de la ciudad.

En todo el “parque” se acepta tanto efectivo como tarjeta de crédito, incluso cheque o transferencia bancaria para los locales; te aconsejo establecer un presupuesto de cuánto quieres gastar, porque aunque no lo creas, es increíble lo rápido se puede evaporar tu dinero en un lugar como éste. Solo como referencia, una sola jarra de cerveza puede costar entre 10 y 15 euros cada una.

Ten cuidado: las jarras que te dan en las carpas no son para que te las lleves, si la policía te encuentra con una tendrás que pagar una multa, así que mejor compra una en la tienda de recuerdos.

LA PLANIFICACIÓN ES LA CLAVE DEL ÉXITO

Más allá de todo lo que te pueda contar, este es uno de los eventos a los que se debe ir, por lo menos una vez en la vida.

Si te gusta la cerveza, tienes ganas de conocer Europa y tienes claro tu presupuesto, recuerda que siempre puedo ayudarte con la planificación para que tú y todos tus amigos, familiares o pareja, solo tengan que preocuparse por pasarlo bien, mientras yo me encargo de armar sus planes, conseguir las mejores alternativas y precios, y entregarles la mejor información para optimizar sus días recorriendo la ciudad.

Mauro SeguiComment