VIENA: LA CIUDAD DE LOS MUSEOS

 
Viena-1.jpg
 

Viena, llamada durante años la ciudad de los palacios, por donde cruza el río Danubio, donde vivieron las mentes más brillantes y el legado artístico más relevante de la historia.

Soñadora e inspiradora, cargada de relatos de poder o deshonra y con voces que resuenan más allá de su ópera. Esta ciudad tiene todo eso y algo aún más peculiar, algunos de los museos más importantes del mundo que muchas veces pasan desapercibidos a quienes la visitan.

Y es acerca de estos D.A.T.O.s que quiero comentarles en esta publicación, los magníficos museos que puedes encontrar si viajas a Viena, donde se ubican, que puedes encontrar allí, y cuanto cuesta visitarlos.

Entre los favoritos tenemos a los mellizos arquitectónicos: Museo de Historia Natural y Museo de la Historia del Arte, uno enfrente del otro, rodeando la plaza María Teresa. El Museo Albertina conocido antes como el Palacio Habsburgo. El Museo Belvedere que reside en los dos Palacios de Belvedere (Upper y Lower), que fue el hogar del príncipe Eugenio de Saboya. Y finalmente el MuseumsQuartier (Plaza de los Museos), considerado como el octavo espacio cultural más grande del mundo. Pero dejemos las introducciones y hablemos de cada uno de ellos en detalle:

Museo de Historia Natural

Esta gigantesca edificación nos presenta más de 30 millones de objetos que narran los pasos de la civilización, la historia de nuestro planeta y los múltiples cambios que han llegado a nosotros.

Entre sus grandes salas de exhibiciones podemos encontrar varios descubrimientos arqueológicos, entre los que se encuentra la invaluable Venus de Willendorf. La sala prehistórica, llena de cientos de objetos provenientes de las más remotas civilizaciones de la antiguedad, con recreaciones de animales extintos hace miles de años, como la vaca marina de Steller y los esqueletos inmensos de muchas especies de dinosaurios. Otra sala está dedicada a lo que cayó del cielo: allí podrán encontrar miles de pedazos de meteoritos como el Tissint (que llegó de Marte), junto con las descripciones de donde cayeron y que generaron. También existe un ala dedicada a las plantas de antes y de ahora, sus cambios y cómo han proliferado. Aunque, sin duda la favorita es la increíble exposición fija de los orígenes y evolución de los seres humanos, la cual va creciendo con nuevos y mayores descubrimientos realizados con el correr de los años.

IMG_6415.JPG

Un mención especial tiene la visita a un planetario digital, una actividad inaugurada hace poco tiempo, que cuenta con especificaciones científicas detalladas de la vía Láctea y los anillos de Saturno, entre otros.

Esta gran institución es el lugar perfecto para los amantes de la ciencia y de la humanidad, pues es la casa de más de 60 científicos que continúan día a día haciendo investigaciones para descifrar los misterios de nuestro pasado y llevarlo al ojo público.

Si quieres visitarlo puedes ir todos los días a excepción del martes. Su horario es de 9 am a 6:30 pm, y los miércoles hasta las 9 pm.

Para conseguir las entradas puedes comprarlas online o en la entrada del museo, el costo para adultos es de 12 euros, para menores de 19 años es gratis.

Museo de la Historia del Arte

El segundo de los mellizos es, de hecho, el museo más visitado de Viena y aloja todas las obras imperiales, que constituyen la más grande colección, desde pinturas, esculturas, orfebrería, etc; todo debidamente organizado según regiones y épocas.

IMG_6482.JPG

El museo está estructurado con una gran entrada, desde donde nace una imponente escalera ubicada bajo una gran cúpula que le da un toque dramático y solemne. Una de las más impactantes vistas es cuando comienzas a subir las escaleras, y te encuentras con la escultura del Tesoro y el Centauro de Antonio Canova, casi puedes sentir que eres parte de ella.

La primera planta está dedicada a la pintura del siglo XV al XIX, con obras neerlandesas, flamencas, alemanas, italianas, francesas y españolas, de renombrados artistas que no puedo dejar de mencionar: Rafael, Vermeer, Rembrandt, Tiziano y Rubens, entre otros.

En las salas siguientes se encuentra la exposición de antigüedades, que provienen de Grecia, Roma, Egipto y países orientales.

Por último, para finalizar el recorrido por este piso, encontraremos las salas donde se exponen las piezas más antiguas: momias, objetos utilizados en rituales y esculturas hechas en piedra de una sola pieza, que datan de hace más de 4.000 años.

El segundo piso presenta una exposición de monedas y medallas del mundo, donde puedes ver cómo ha sido la evolución del dinero, su valor y quienes tenían acceso a él. También, una exhibición única de instrumentos musicales y su evolución a los largo de la la historia, donde incluso, dependiendo de la condición del instrumento, se organizan conciertos utilizando algunos de ellos, en donde hábiles músicos dentro del museo interpretan piezas de grandes compositores como Mozart y Haydn.

Tema aparte es la colección de armas y armaduras del mundo, con los nombres de quienes las hicieron y muestras de los maravillosos grabados de obras de artistas de cada época, como obsequios para los combatientes, emperadores y guerreros que las llevaron en batalla.

Algo bien interesante es que, como todo buen museo de arte, siempre está abriendo nuevas exposiciones, las cuales actualizan siempre en su página web, que cuenta además con una visita virtual.

Para ir a conocerlo sólo necesitas 15 euros. Los niños y estudiantes menores de 19 años tienen la entrada gratuita, y los horarios de son de martes a domingo desde las 10 am hasta las 6 pm y los jueves de 10 am a 9 pm.

Museo Albertina

Esta es la casa del arte moderno y contemporáneo de Viena, con colecciones impresionantes de esculturas, pinturas, dibujos e impresos de los últimos siglos.

Una de las más conocidas y buscadas por los turistas es la colección de pinturas, que incluye obras de Picasso, Monet, Kiefer, Seiland y Warhol.
Por otro lado cuenta con dibujos e impresos de hace 600 años, y más de un millón de piezas, que van desde el arte gótico hasta la fecha actual. También tienen la presentación de fotografías más grande e importante de Austria, que incluye todos los géneros: retratos, paisajismo, arquitectura, street e incluso vida animal.

 
Viena-3.jpg
 

Otra de sus destacadas áreas es la de diseños arquitectónicos, donde se despliegan planos, bocetos y dibujos detallados de edificaciones que van de la época medieval hasta la modernidad, de mentes maestras como Bernini, Borromini, Hansen, Wagner, Loos, Hollein, Hadid y otros.

Pero su gran diferencia con los demás museos es su Sala Imperial, que cuenta con 20 habitaciones restauradas de cuando archiduques y archiduquesas vivían en el palacio. Preciosos revestimientos de paredes, candelabros, chimeneas y estufas, marquetería distintiva y exquisitos muebles son parte de lo que podrás ver en cada una de ellas.

Si te animas puedes ir cualquier día de la semana desde las 10 am hasta las 6 pm, pero los miércoles, jueves y viernes puedes quedarte un poco más, hasta las 9 pm.
El costo de la entrada es de 14 euros para los adultos y los menores de 19 años pueden entrar gratis.

Museo Belvedere

La historia de este museo es de las más interesantes, porque nunca fue concebido como tal, era el palacio del Príncipe Eugenio de Saboya como ya les comenté, que luego de su muerte y de la independencia de Austria, fue convertido en museo.
El Palacio cuenta con dos grandes edificios, el Upper Belvedere (Alto Belvedere), donde se encuentra la mayor parte de la colección, entre las que se destacan obras vienesas de 1880 y 1900. Obras clave del impresionismo francés y la mayor colección de arte vienés de Biedermeier. Aunque la mayoría de los visitantes que llegan hasta allí, lo hacen para conocer las más reconocidas obras de Gustav Klimt, precursor del art noveau de Viena, incluidos los famosos Kiss (Lovers) y Judith.

IMG_6556.JPG

Luego, si cruzas los bellos jardines del Belvedere podrás llegar al Lower Belvedere (Bajo Belvedere), que era la parte residencial, donde también se pueden apreciar obras pero estas son de exhibición temporal, como Piedra Quemada, de la artista boliviana/americana Donna Huanca. Que usa esculturas, pinturas, sonidos, videos y presentaciones en vivo que interactúan con la audiencia y la arquitectura barroca del museo.

Apartando del Palacio, a unos pocos metros de distancia, podrás encontrar el Belvedere21, otro museo mucho más pequeño que se convirtió en una plataforma para los artistas locales, donde se presentan exhibiciones temporales de arte contemporáneo que incluyen exposiciones de fotografías, pinturas y películas; como también foros, conversatorios, conciertos.

Para visitar el Alto y Bajo Belvedere podrás ir cualquier día de la semana de 10 am a 6 pm, las entradas tienen un costo de 22 euros. Los menores de 18 años entran gratis.

Y para ir al Belvedere21 puedes pasar de miércoles a domingo de 11 am a 6 pm, pagando una entrada de 8 euros los adultos, y los menores de 18 años entran gratis al igual que los anteriores.

MuseumsQuartier o Plaza de los Museos.


Finalmente, aunque no por eso menos importante, quiero hablarles del MQ o Plaza de los Museos: un complejo cultural construído en el centro de la ciudad, cerca del Palacio Imperial, donde se juntan la vida moderna y urbana con la antigua y medieval.

En sus más de 60.000 mts² podrás encontrar muchos locales, entre ellos:

  • Café Leopold y el Café-Restaurante Halle.

  • Cetro de Arquitectura de Viena.

  • Museo Leopold.

  • Mumbok: Museo de arte moderno de la Fundación Ludwing Viena.

  • Museo contemporáneo Kunsthalle Wien.

  • Museo Infantil Zoom.

  • Teatro Tanzaquartier Wien: centro de coreografía y presentaciones.

La entrada a la plaza es gratuita, y a algunos de los locales también, sin embargo para entrar en los museos o al teatro debes pagar un ticket, lo bueno es que desde la página del MuseumsQuartier puedes adquirir un pase que incluye la entrada a la mayor parte de estos lugares, que además trae descuentos en el resto de los locales. Su costo es de solo 20 euros.

 
Viena-6.jpg
 

Algo que es genial es que suelen hacer tours, en alemán e inglés, que tienen un costo adicional de 5 euros. Los guías van con el grupo por cada uno de los museos dando detalles de las obras, del lugar y hablando un poco de la historia de Viena.

Algunas recomendaciones:

Ahora que ya te conté sobre lo que puedes ver en cada uno de los museos, sus obras y mejores exposiciones, quisiera darte un tip: La verdad es que no tienes que ir a todos para sentir que fuiste a Viena.

  • Lo mejor es que planifiques un viaje de 4 días mínimo, para que puedas escoger 1 o 2 museos y les dediques un día completo a cada uno, el resto de tu viaje puedes conocer la ciudad más a fondo.

  • Por otro lado te sugiero que si vas a viajar lo hagas durante la primavera o el verano, los días son más largos, el ambiente es más fresco y podrás aprovechar de visitar múltiples locaciones.

  • Algo que no tiene que ver con los museos pero sí con la gente son los modales, en esta ciudad las personas no hacen contacto visual con extraños, tampoco se sonríen entre ellos o comienzan pequeñas charlas; si no conoces a las personas a tu alrededor y no tienes necesidad de interactuar, no lo hagas, porque podría ser visto como que tienes malas intenciones.

  • Sobre qué empacar trata de llevar ropa cómoda pero estilizada, la ciudad puede fácilmente ser catalogada de “fancy” por lo que asistir a determinados lugares vestido con ropa muy informal te puede hacer sentir un poco fuera de lugar.

Y no quiero cerrar sin dejarles el D.A.T.O. más importante y necesario si deciden hacer este viaje: Como les he dicho en varias oportunidades hay muchas ciudades donde puedes adquirir una tarjeta que te soluciona la vida. Viena no es la excepción.

Esta VienaCard puedes adquirirla online antes de hacer tu viaje, desde su app o directamente en el aeropuerto, vienen por cantidad de horas: 24h, 48h y 72h, y en dos modalidades: roja y blanca.

 
vienna_pass_card.jpg
 

La gran diferencia es el tipo de transporte que público que puedes usar: para la roja metro, autobús y tren, para la blanca buses hop-on hop-off que incluyen tour guiado por la ciudad y un tour nocturno, el resto sus beneficios son los mismos, entre los más importantes descuentos en prácticamente TODA la ciudad y obviamente en los museos que te comente anteriormente:

  • Museo de Historia Natural: 10 euros en vez de 12.

  • Museo de Historia del Arte: 14 euros en vez de 15.

  • Museo Albertina: 12 euros en vez de 14.

  • Museo Belvedere: 19 euros en vez de 22.

  • Belvedere21: 6 euros en vez 8.

  • MuseumsQuartier: 17 euros en vez de 20.

Lo que te da un ahorro significativo cuando sumas múltiples entradas + traslados, tomando en cuenta que la tarjeta más costosa es de 41 euros y puede ser usada durante 3 días sin limitaciones.
Allí lo tienen, una no tan breve guía sobre los museos de Viena, porque me fue casi imposible hacerla más corta sin dejar por fuera D.A.T.O.s necesarios para que puedan pintarse el panorama completo de esta impresionante ciudad.

Espero leer tus comentarios y como siempre: si ya has estado allá cuéntame tu experiencia y si quieres ir escríbeme y lo coordinamos juntos.


Mauro SeguiComment