UN RECORRIDO POR LOS PUEBLOS TOSCANOS

Todos los caminos llegan a Roma, y de ahí a La Toscana

La Toscana, ese lugar donde se inspiran los artistas, los músicos se enamoran, los poetas consiguen su musa y nacen los mayores romances.

Esta región de Italia tiene, además de todas estas cualidades, un tesoro espléndido, o mejor dicho más de 50 tesoros: sus pueblos. Una serie de pequeñas y grandes ciudades de época medieval cargadas de historias, atracciones, museos, capillas, castillos, viñedos, comidas con sabores del mediterráneo y muchas personas dispuestas a hacer de tu viaje una experiencia inolvidable

 
viaje-por-pueblos-toscanos-1.jpg
 

 

¿Cómo se inicia este viaje?

Como siempre lo digo, la idea es llegar a un lugar y perderse descubriendo sus maravillas. En este caso en particular, comienza llegando a Italia, y para abordar este recorrido, te recomiendo hacerlo hacerlo vía Milán o Roma. Ambas son ciudades que los turistas suelen visitar, pero es entre ellas que se encuentra el centro neurálgico de La Toscana: Florencia.

Florencia es mezcla de drama y pasión, de esplendor, de historia. Las emociones que afloran entre sus angostas calles, sus piazzas y palazzos y sus iglesias, logran “aunque no a primera vista” que te enamores perdidamente de ella.

Algo muy curioso sobre Florencia, y que me pasa seguido, es que conozco personas que no se dan cuenta de lo mucho que les gusta esta ciudad hasta que se van. Por eso mi símil para describirla es siempre como un amor de verano: no sabías que lo amabas hasta que se fue, por lo que sin importar nada, debes pasar todo el tiempo posible con ella. Por lo menos 3 días visitando sus diversas atracciones, como el Palazzo Vecchio, un paseo por el Ponte Vecchio que cruza el río Arno te dará la sensación de trasladarte a otra época, admirar la imponente escultura del David de Miguel Ángel, observar la ciudad desde el mirador de Piazzale Michelangelo y mucho, pero muchísimo más.

Un D.A.T.O conveniente, es que adquieras la “Florencia Card” por la cantidad de días que te quedarás, eso te resolverá la vida con respecto al transporte (aunque Florencia es fácilmente caminable), la entrada a muchos lugares y te ahorrará tiempo de hacer filas innecesarias.

Pero no solo te quedes allí, si bien (a mi juicio) Florencia es una ciudad maravillosa, los pueblos de La Toscana son pedacitos de historia de Italia donde la cultura actual se mezcla con el pasado. Y la verdad, la logística para recorrerlos es muy sencilla.

Al comienzo te recomendé que para hacer este viaje optes por dos “puertos” de entrada, y en este sentido, lo segundo importante a definir es si tu ticket de avión será entrando y saliendo del mismo lugar, o si encuentras buenas ofertas con entrada y salida de ciudades diferentes. Por ejemplo, entrando por Milán, lo más convenientes es que desde allí “bajes” hasta Florencia y luego continúes tu recorrido por La Toscana hasta llegar a Roma. Si en cambio llegas por Roma, lo recomendable es subir hasta Florencia, y desde allí, planificar tu recorrido para luego terminar regresando a dicha ciudad.

Algo genial es que las distancias para trasladarse entre ciudades son bastante cortas: llegar a Florencia desde Roma, por ejemplo, lleva tan solo 3 horas en auto, o 1h 30m en tren. De igual forma, trasladarte hasta los distintos pueblos de la región, no te llevará más de 1h en auto desde el punto donde elijas hospedarte. Por ello, mi recomendación es que llegues a Florencia en tren, y una vez allí, arriendes un auto y lo entregues luego a tu regreso en Roma.

Los pueblos que quieras visitar van a depender mucho de tus gustos particulares, hay diversos, incluso algunos bastante parecidos, es por eso que es importante tener a alguien que te ayude a definir previamente cuál es el recorrido más acertado, según lo que estés buscando y lo que quieras experimentar en cada uno.

Un plan a la medida sería ideal para ayudarte a establecer el itinerario indicado, es más, puedo asegurarte que un viaje de menos de 10 días para recorrer toda la Toscana es muy poco, y ya con eso puedes tener una idea general de a qué me refiero. Conoce nuestros servicios.

 

 
toscana-4.jpg
 

Cada pueblo tiene su característica particular

San Gimignano, el llamado New York de Italia, es una visita segura. Lo llaman así por sus altísimas torres que para la época en la que fueron construidas, eran algo fuera de lo común y hoy en día podríamos encontrarles alguna semejanza con los famosos rascacielos de Manhattan.

Montefioralle, conocido por su valle, Chianti, cuya tradición de vinos se remonta al siglo XIII. De hecho, el sello de calidad de Chianti es fundamental en el mundo de los vinos, y lo celebran con un festival donde puedes probar más de 8 tipos de vinos distintos, acompañado de sus explicaciones, historia, y hasta participar en su proceso de elaboración.

Pienza, una localidad rodeada de colinas en las que zigzaguean hileras de cipreses, y donde todas sus calles llevan a la plaza principal donde se puede comprar y degustar el queso pecorino más delicioso del mundo.

 
toscana-9.jpg
 

Muchos son los consejos que podría transmitirte sobre La Toscana y cada uno de sus encantadores pueblos; por ejemplo, que en todos (o en sus alrededores) podrás encontrar pintorescas “villas” para alojarte con diferentes rangos de precios y siempre con un servicio increíble. Sinceramente, Italia no es un país caro, tiene precios accesibles en alojamientos, alimentación y transporte.

En lo que se refiere a la mejor época para hacer este viaje, tiene que ver básicamente con lo que esperas ver y vivenciar. También influye el tipo de paisaje que quieras apreciar, durante la primavera sin duda verás verdes intensos, retoños, y flores por doquier. En el verano hace mucho calor, pero con la llegada del otoño comienza a refrescar, los colores comienzan a cambiar y una suave brisa ayuda a que se pueda caminar y disfrutar del aire libre sin mayor inconveniente.

Este es un viaje que aflora emociones íntimas como ya te lo he dicho, puede ser un romántico viaje en pareja o uno para consolidar relaciones de amistad o familiar. Sin importar con quién vayas podrás disfrutar muchísimas cosas, incluso si vas solo.

Lo importante es que mantengas la mente abierta y te dejes deleitar por las historias, las creencias y todo lo que alguna persona local quiera compartir contigo.

viaje-por-pueblos-toscanos-4.jpg
 
Créeme, solo tienes que dejarte llevar por la magia de “La Bella Italia”, sus paisajes que roban el aliento, su estilo sensual y delicado, mediterráneo y europeo. Sus sabores, colores bañados de luces, tradiciones y experiencia.

 

Si quieres ayuda planificando este viaje no dudes en escribirme, y si ya has ido compárteme tu historia de viajero a viajero.

Mauro SeguiComment