UN RECORRIDO POR WASHINGTON PATRIÓTICO

Washington DC, es una ciudad que ha servido de inspiración para múltiples rodajes de Hollywood, con investigaciones que develan crímenes atroces, conspiraciones, gobiernos y gobernantes inescrupulosos, historias de suspenso e incluso comedias románticas o noches de aventuras en museos.

Sin embargo, incluso con las miles de películas que se centran en esta ciudad, es imposible mostrar todo lo que ella tiene para ofrecer, con calles llenas de magníficos monumentos y museos; locales de muchos estilos, formas y colores, actividades nocturnas, fiestas especiales y actos cívicos cargados de orgullo.

Para hablar del Distrito de Columbia (como se denomina técnicamente a la Capital de Estados Unidos) debemos comenzar esta nota ubicándonos en el mapa y entendiendo cómo se divide este distrito . Si nos detenemos en el National Mall (punto central de la ciudad), vamos a ver que a cada lado predomina un tipo de atracción diferente. De un lado están todos los museos nacionales del país y del otro lado los distintos monumentos patrióticos.

 
wash-6.jpg
 

Son varias la formas en las que pueden armar su itinerario, sobretodo dependiendo de sus intereses, y el tiempo que quieran dedicarle a cada visita. Tengan en cuenta que un museo fácilmente puede llevarles entre 2 a 3 horas, por lo que les recomiendo conocer la zona en varios días y abordarla por partes para no agotarse física y mentalmente. Yo les aconsejo dedicarle al menos 3 o 4 días a conocer todo lo que hay que ver, aunque si no les interesa conocer los museos por dentro, facilmente pueden hacer el recorrido en un día completo, o quizás dos días para hacerlo con tranquilidad. Tengan en cuenta que si bien las distancias en el mapa parecen cercanas, en Washington todo es monumental y las cuadras con larguísimas.

Les dejo un listado de los principales sitios a recorrer de acuerdo a cómo se encuentran ubicados, aunque obviamente pueden cambiar el orden del recorrido.

Un buena forma de comenzar es llegando hasta el Museo del Holocausto, el sitio oficial que conmemora a las víctimas y sobrevivientes del mayor genocidio que haya existido en la historia mundial, con exposiciones de fotos, fechas, ropa, libros, y mucho más.

Desde allí, pueden caminar fácilmente hasta el Monumento a Washington. Jamás podremos olvidar esa escena en la que Forest Gump se vuelve a encontrar con Jane en medio de la piscina reflectante, enmarcados por el gran obelisco que se levanta en frente a ella. Este monumento conmemora al primer presidente del país y quien además ganó su independencia.

 
DSC_0793.JPG
 

Sobre la cara opuesta ubicarán el Museo Nacional de Arte y Cultura Afroamericana, inaugurado por Obama en 2016 muestra colecciones de esculturas, pinturas, música y piezas de distintas índoles característicos de esta cultura. A su izquierda, el Museo Nacional de Historia estadounidense, que cuenta con exposiciones que van desde la cultura pop como las zapatillas rojas de Dorothy en la famosa película del Mago de Oz, hasta helicópteros usados en la Guerra de Vietnam.

Continúen visitando el Museo Nacional de Historia Natural, con una colección incalculable que incluye diferentes especies de plantas, animales, fósiles, minerales, rocas, meteoritos y objetos culturales humanos. Este museo es sin duda un lugar que tienen que visitar si les interesa conocer la historia de nuestro planeta.

Luego de cruzar un magnífico jardín de esculturas (donde en invierno se instala una pista de patinaje sobre hielo), encontrarán la Galería Nacional de Arte. Creada con la ayuda de un banquero, es la mayor colección de arte del país, con piezas de artistas estadounidenses y europeos.

La siguiente visita podría ser al Capitolio de los Estados Unidos, que más que un monumento es un punto sumamente importante a visitar. Aunque no se puede recorrer en su totalidad, pueden entrar a una de sus alas y conocer parte de sus instalaciones, más no podrán ver a los funcionarios (congresistas) trabajando mientras sancionan las leyes más importantes del pais.

 
IMG_3422.jpg
 

Regresando por la cara contraria, llegarán al Museo Nacional del Aire y el Espacio. En él podrán encontrar la mayor cantidad de aviones y naves espaciales de la historia y exposiciones sobre ciencias planetarias, geología terrestre y geofísica.

Con esto, habrán cubierto la mitad de recorrido, llegando a conocer sus atracciones más emblemáticas. Tenga en cuenta que entremedio se ubican muchos otros museos (como el de Arte Moderno, Arte Asiático u Arte Africano), los cuales no he incluido en este listado, pero que también pueden visitar en caso que les resulte interesante.

Abordemos ahora la siguiente etapa, y para esto, comenzaremos nuestra ruta en el punto central de la ciudad: la Casa Blanca. Es la residencia oficial del presidente de Estados Unidos, y lamentablemente dejó de aceptar visitantes luego del suceso de las Torres Gemelas. En cambio, desde hace ya algunos años, pueden conocer el White House Visit Center, inaugurado por Obama a unas pocas cuadras, donde podrán realizar recorridos virtuales, ver videos, fotografías y mucho más acerca del edificio.

Desde allí, lleguen caminando hasta el Monumento a los Veteranos del Vietnam, compuesto por tres partes, la Estatua de los Tres Soldados, el Monumento a las Mujeres de Vietnam y la Pared Conmemorativa a los Veteranos de Vietnam (que es la parte más conocida de este monumento) es uno de los más visitados con ofrendas y actos cívicos celebrados con frecuencia.

Luego, visiten el Monumento Nacional a la Segunda Guerra Mundial, un memorial dedicado a todos los estadounidenses que sirvieron en esta guerra.

Y por último, lleguen al Monumento a los Veteranos de la Guerra de Corea, 19 estatuas de tamaño real nos muestran cómo una patrulla corría, atacaba y defendía su país entre arbustos que representan el inhóspito ambiente de Corea.

Muy cerca de ahí nos encontramos con el Monumento a Lincoln y sus escalinatas donde Martin Luther King nos contó sobre su sueño. El gran salón a los pies del hombre que abolió la esclavitud, donde muchos han pedido consejo y muchos más se han asombrado por su imponencia.

Cerrando nuestro trayecto, crucen el río hasta el Cementerio Nacional de Arlington, un noble lugar donde yacen los cuerpos de todos los veteranos que lucharon por Estados Unidos, desde la guerra de independencia hasta las últimas invasiones de Irak o Afganistán.

 
DSC_0912.JPG
 

Para finalizar, les propongo un pintoresco recorrido alrededor de la cuenca del río Tidal. Pueden hacerla en bicicleta o a pie, se encontrarán con lugares bellísimos y con una perspectiva de la ciudad completamente distinta a la que pudieron contemplar desde la zona donde se ubican los museos.

Y ya que hablamos de planificación, les dejo algunos tips para diseñar mejor su viaje:

sobre las mejores épocas para visitar esta ciudad, hay dos fechas que a mi me gustan bastante está Marzo y Abril, durante el Cherry Blossom o Mayo y Junio, época en la que yo visite la ciudad este año.

La primera fecha es especial para los que quieran vivir la experiencia de los árboles de cerezo, pero deben tener en cuenta que hace mucho frío en la ciudad.

La segunda fecha, fue muy cómoda, hacía calor pero no agobiante, como en Agosto. Donde no puedes salir a caminar porque te puede dar un overheat.

Por otro lado es obvio que tienes que llevar mucha protección solar y mantenerte hidratado, porque vas a estar la mayor parte de los días en la calle.

Sobre hospedaje lo más importante es la cercanía al metro, porque es el medio de transporte público que funciona mejor en la ciudad, siendo muy económico, cómodo, con excelentes instalaciones y servicio de calidad. Yo compré una tarjeta de con viajes ilimitados por los 7 días de mi viaje por solo $40 dólares, lo que me aseguró movilidad a bajo costo, considerando que los taxis son bastante costosos y el tráfico una locura.

Pero ya que hablamos de transporte tengo que darte mi mejor D.A.T.O. para este viaje, y es Capital Bike Share, un servicio de bicicletas por todo Washington que puedes arrendar por muy poco dinero. Pero el servicio como tal no es el D.A.T.O., sino cómo usarlo para optimizarlo.

Las bicicletas pueden arrendarse desde sus docks, muchos de los cuales se encuentran ubicados cerca de los monumentos o museos. Simplemente entras en su aplicación, y revisas el recorrido hacia el siguiente punto que quieres visitar, calculas el tiempo (porque te cobran recargos por trayectos de más de 30 minutos) y te fijas que haya espacio para dejar la bici en el dock de tu punto de destino. De estar forma podía ir a cada monumento sin problemas, en un transporte cómodo que me ayudaba a no caminar tanto, y no tenía inconvenientes a la hora de dejar la bici para entrar a cualquier lugar.

Puedes pagar $2 por viaje o pagar un pase de 24 horas que te deja hacer múltiples viajes de 30 minutos por $8. Sin duda esta fue la movida perfecta para visitar todo el National Mall. Porque, como ya te mencione anteriormente,  aunque Washington parezca una ciudad pequeña las distancias son de varias cuadras entre un punto y otro.

Otras recomendaciones que puede darte son:

  • Lleva tus tarjetas de crédito porque todo se cancela con ellas.

  • Usa zapatos cómodos.

  • Mantén una actitud de respeto y solemnidad cuando visites los memorials, sobre todo si se encuentran personas haciendo ofrendas.

  • Asegúrate de llegar con tiempo a las atracciones para que puedas hacer las filas necesarias y que no se te pase el día en ellas.

  • Si vas en el metro recuerda la norma más importante para los locales: te detienes por la izquierda, caminas por la derecha, sobre todo en las escaleras mecánicas.

Como siempre, si ya has visitado esta ciudad y quieres compartirme tu experiencia puedes escribirme o si deseas ir podemos planificarlo juntos.


Mauro Segui