LA TOMATINA ESPAÑOLA

A 30 kilómetros de Valencia (España) encontrarás el pueblo de Buñol, conocido mundialmente por sus tomates, pero no porque sean los más exquisitos o los más exóticos, sino porque allí se celebra la batalla más pacífica, bulliciosa y armónica de la historia: La Tomatina. Este evento tiene lugar todos los años, específicamente el último miércoles de agosto, siendo este año el miércoles 29 de dicho mes.

 
la-tomatina-1.jpg
 

Esta batalla tiene tres partes

La primera es el Palo Jabón, un reto que no muchos pueden lograr. La tarea es escalar un poste engrasado y tomar una pieza de jamón que se encuentra en su parte superior.

La segunda es la guerra, el combate comienza a las 11:00 am con el sonido de un “cohetón”, todos se preparan para lanzar o recibir el primer tomate, la acción solo dura una hora y termina de la misma forma con la que comenzó, con otro “cohetón”.

La tercera es la limpieza,  una vez "cesado el fuego" comienza el aseo con mangueras, baldes con agua y cualquier otra cosa que ponga a disposición la alcaldía de la ciudad.

En la guerra de tomates no todo vale

Hay ciertas reglas que seguir a la hora del juego, son sencillas y buscan que todos vivan una gran experiencia:

  1. Aplasta los tomates antes de lanzarlos, aunque son tomates maduros el hecho de aplastarlos asegura que el golpe no será tan fuerte.
  2. Mantén tu distancia de los camiones de tomates, hay personas en ellos encargadas de descargarlos durante toda la actividad, no hace falta subirse a ellos o quedarse a su lado por seguridad ante caídas.
  3. Sigue las instrucciones del equipo de seguridad al pie de la letra, ellos tienen experiencia en el evento y su objetivo es proteger a todos los participantes.
  4. Pendiente del sonido de los cohetes para el inicio y el final de la actividad, como en el boxeo, lanzar un derechazo (o tomatazo) luego del cierre es conducta antideportiva.
 
la-tomatina-2.jpg
 

En la estrategia está la victoria

Siempre que hablo de algún evento me gusta dar varias recomendaciones generales para que te evites inconvenientes, como por ejemplo ¿Dónde hospedarse? ¿Qué más hay para hacer en Buñol? ¿Qué debo llevar? o ¿Qué ropa es la adecuada?.

  • Sobre alojamiento puedes escoger algún lugar en Valencia sin preocuparte por el traslado, porque hay rutas de autobuses, trenes o incluso la posibilidad de arrendar un auto particular. También puedes quedarte en Buñol, y gozar de las actividades de la semana previa: desfiles, fuegos artificiales, ferias, fiestas en la calle, comida de todo tipo y bebidas a montón.
  • Con respecto a la vestimenta lo ideal es irte cómodo y fresco, el verano en España es bastante caluroso, ah, y nunca olvides las zapatillas deportivas, que te mantendrán de pie en el combate.
  • Si vas a tomar fotografías lleva una cámara desechable o incluso una GoPro con protección a los líquidos. No vas a querer que un tomate aterrice en el lente de tu cámara y la arruine.
  • Mientras proteges tus equipos también hazlo con tus ojos, las semillas de tomate o incluso su jugo, puede ser muy incómodos. Utiliza antiparras o lentes de buceo., con eso podrás disfrutar de la actividad más tranquilo.
  • Hay una cantidad de participantes limitada, así que asegura tu pase con antelación.

 

En este video del diario El País de España, puedes disfrutar parte del ambiente que se vivió en La Tomatina del año 2017.

 
 

 

Antes de que te lances a la batalla te doy un D.A.T.O.

El origen de este evento, se remonta al año 1945 por una riña de un par de muchachos durante un desfile; ambos desahogaron su molestia lanzándose unos tomates de un puesto de verduras. Como les pareció tan simpático ese altercado a los locales lo repitieron el año siguiente durante otro desfile y así nació La Tomatina.

En los 50’s intentaron prohibirla dos veces, lo que causó molestia en la comunidad que creó el movimiento “el entierro del tomate” para protestar ante la medida. En 2002 fue declarada Fiesta de Interés Turístico Internacional.

Solo el 8% de los participantes son españoles, los tomateros más recurrentes son australianos, ingleses, japoneses y estadounidenses. Todos los tomates usados en el evento son cultivados solo para ese uso específico, y no son aptos para el consumo.

 

Si te pareció tan entretenido como para no perderte la oportunidad de participar de esta experiencia única, escríbeme, puedo ayudarte a planificar los detalles, organizar o diseñar el viaje completo.

Y para que no quede duda ningún tomate fue lastimado durante la realización de esta publicación.

Mauro SeguiComment