SEMANA SANTA EN ROMA

 
plaza-san-pedro.jpg
 

Viajar a Roma en cualquier época del año, de por sí, es majestuoso; hacerlo en Semana Santa -sin duda- será una experiencia más que especial, sobre todo si eres cristiano. La pasión de Cristo invade la ciudad, por doquier; el clima ayuda, en estos días las temperaturas oscilan entre 17 - 7 °C, esto hace que la gran cantidad de personas en la calle no agobie.

Todos los rincones, paseos y bulevares del antiguo imperio son escenario de procesiones, ferias, representaciones artísticas y musicales que conmemoran la vida, muerte y resurrección del hijo de Dios. Lo mejor que puedes hacer durante esta época -si quieres vivir al máximo estas tradiciones- es alojarte en el Casco Histórico de la ciudad.

 Hay muchísimas opciones (hoteles, hostales, airbnb) para que estés en el epicentro de las celebraciones; toma en cuenta que Roma es un museo a cielo abierto, y esta es la época del año cuando recibe más visitantes; todos los atractivos y lugares principales están circundantes y muy cerca entre sí.

 Además, no lo olvides: cada paso que das tiene su encanto, cada esquina tiene algo que te atrapa; así que la mejor forma de disfrutar la ciudad es caminando. Admirando los lugares, las diversas culturas que se congregan; llevar tu cámara fotográfica o móvil con batería suficiente: tendrás incontables oportunidades para tomar buenas fotos.

La Cristiandad celebra

La Semana Santa este año inicia el 25 de marzo (Domingo de Ramos); en la mañana, el Papa Francisco oficia la Misa de Bendición en la plaza San Pedro y da el “Angelus” (mensaje especial para los jóvenes del mundo). Al día siguiente (Lunes Santo) en el mismo lugar sagrado se realiza una misa homenaje al Papa precedente -Juan Pablo II- a las 18:00 horas.

Martes y miércoles son días propicios para visitar los museos Vaticanos (la Capilla Sixtina y la Basílica de San Pedro) coincidirás con mucha gente ahí así como en las demás atracciones de Roma (El Coliseo, El Foro Romano, El Panteón, la Fontana di Trevi, Plaza España, Plaza Navona, el Castillo Sant´Angelo y las Catacumbas de la Vía Appia). Todas están abiertas; esos días no hay ninguna actividad programada por la Iglesia.

El Jueves Santo comienza temprano con la “Misa del Crisma” y durante el día los feligreses visitan las diversas iglesias de la ciudad. Se conmemora la Última Cena con la “Misa del Señor”, donde se realiza el “Lavado de los pies”; el Papa lava los pies de 12 creyentes elegidos entre los asistentes, mientras se escuchan cánticos religiosos.

 El Viernes Santo es el día del luto; oportunidad para ver de una manera singular las iglesias: en su interior, oscuras y silentes; al mismo tiempo, las calles se encuentran iluminadas por las luces intranquilas de miles de velas que dibujan el recorrido de las procesiones. La noche inicia con el Vía Crucis (el camino de Jesús hasta la crucifixión); imperdible. Una energía única se vive: la sientes en tu piel, en el ambiente; creyentes hacen sus plegarias, celebran y se llenan de gozo.

Esta procesión parte del interior del Coliseo y termina en las Colinas del Palatino. Todo el camino parece iluminado por luciérnagas que avanzan lentamente; puedes ser parte de esta experiencia, te puedes unir en cualquier tramo. Recuerda llevar tu antorcha.

Horas después, a la media noche del sábado, las campanas retumban en la ciudad; se anuncia al mundo la Resurrección, en la plaza de San Pedro se lleva a cabo la Misa de Vigilia. Escucharás hermosos cánticos y alabanzas.

La celebración religiosa culmina con el domingo de Resurrección, bajo el majestuoso marco de San Pedro -imponente, glorioso- con la Santa Misa, a la que asisten miles de fieles de todo el mundo que visitan la ciudad; el Papa ofrece el “Urbi et Orbi”, el mensaje “para la ciudad y para el mundo”.

 
procesiones.jpg
 

Anticípate con los billetes

Como lo informa la página web de la Santa Sede, todos los billetes de las ceremonias (totalmente gratuitos) deberán ser solicitados con antelación (AQUÍ TODA LA INFORMACIÓN) y retirados en el puesto de la Guardia Suiza Pontificia, ubicado en el Portone di Bronzo (Plaza de San Pedro, columnata de la derecha), a partir del día anterior a la Ceremonia, desde la hora 09:00 hasta la hora 19:00.

DSC_0770.jpg
via-crucis.jpg
DSC_0780.jpg
Mauro SeguiComment