HARRY SELFRIDGE: UN AMERICANO SUELTO EN LONDRES

 
London-2.jpg
 

Londres es una de las ciudades más espectaculares del mundo.

Excitante y divertida, esta ciudad es mucho más que el hogar de la Reina.

Cargada de historias como: las de Sherlock, un país de maravillas o los romances Shakespeare. Sus grandes personalidades: Newton y las manzanas, Darwin y sus pinzones. Precursores de la igualdad y la paz como Lennon e incluso el mismísimo Churchill, al que básicamente se le puede atribuir toda la Inglaterra moderna.

Londres, sin duda, tiene mucho de donde sacar inspiración para narrarles alguna aventura viajera.

Pero hay una personalidad de esta ciudad que me encanta y en la que quiero basar esta publicación. Justamente porque no es londinense, y sin embargo toda su historia gira entorno a esta espectacular ciudad, Harry Selfridge. El estadounidense que conquistó Inglaterra abriendo la primera tienda departamental del Reino Unido, pero no cualquier tienda, sino una extravaganza que mezcla la conveniencia con la elegancia.

Este hombre fue el promotor de las compras por placer y no por necesidad, abriendo una nueva vertiente de la economía, donde ahora la oferta y la demanda se basa en el deseo.

Sus tiendas, que aún se mantienen en pie, contaban con impresionantes pisos llenos de las mejores marcas. Restaurantes con precios asequibles, una biblioteca, salas de lectura y escritura, salas especiales para clientes extranjeros, sala de primeros auxilios y hasta una sala de silencio, con luces suaves, y sillas profundas que buscaban mantener a los clientes en la tienda durante todo el tiempo que fuese posible.

El imperio creado por Selfridge cambió radicalmente la forma en la que se hicieron las compras alrededor del mundo, y sus enseñanzas en negocios han llegado a ser tan populares que hoy día son “cultura general”. La famosa frase “el cliente siempre tiene la razón” es de su autoría.

Pero, lamentablemente, esta historia no tiene un final feliz. Selfridge vendió la cadena de tiendas en 1951, tomó su dinero y se entregó a una vida de lujos, que pronto lo llevaría a la quiebra, no mucho después de la muerte de su esposa y la gran depresión.

 
London-3 (1).jpg
 

No obstante su legado sigue vivo, pues la tienda original continuó bajo su apellido y sigue siendo una referencia de shopping en la ciudad.

De hecho, aún es una de las más grandes cadenas de almacenes que puedes visitar en Londres. Y ya que estoy hablando de esto, te preparé una lista de las más grandes y lujosas tiendas que surgieron luego de Selfridge y que ahora son un hito de la ciudad.

Y por supuesto la primera es Selfridges, en el número 400 de Oxford Street, con sus 4 plantas llenas de artículos para toda la familia. En gran mayoría prendas de vestir de marcas reconocidas y también varios sectores de joyería, cosmética y hasta decoración para el hogar. Las delicateses siguen siendo parte de sus atractivos y también algunas de las salas que lo destacaron en sus primeros años.

Puedes visitarlo de lunes a miércoles de 9:30 a 20:00 horas, los jueves y viernes hasta las 21:00 y los domingos de 11:30 a 18:00 horas.


Harrods

La segunda de nuestra lista es el mayor almacén en la actualidad, el más famoso de Reino Unido, y posiblemente del mundo.

Su edificio es en su totalidad la expresión del lujo, arte y exclusividad, situado en Brompton Road en Kinghstbridge, al sur de Hyde Park.

 
London-3.jpg
 

En sus más de 9.000 metros cuadrados de tienda, ofrece productos como ropa, accesorios, joyería, productos de belleza, artículos de regalo, productos para casa, electrodomésticos, muebles, comidas y bebidas y mucho más.

Una de las cosas que podemos destacar es que su sección de comidas es legendaria, con los mejores platillos gourmet que podrás disfrutar. Incluso su selección de tés son un gusto que tienes que darte después de pasar el día haciendo compras.

Harrods abre todos los días, incluso los festivos en horario de lunes a sábado de 10:00 a 20:00 horas  y los domingos de 11:30 hasta las 18:00 horas.

Liberty

Como una de las tiendas más tradicionales de Londres, Liberty es un edificio con grandes vigas de madera, paredes de piedra, y viejas cristalerías. Esta infraestructura, en la conocida Regent Street, a primera vista no parece ser una gran tienda, sino un museo por lo hermoso de su exterior.  Pero en su interior las obras más famosas que encontrarás son las telas de seda que se venden en la cuarta planta, las que muchos ingleses y extranjeros compran para hacerse vestidos a medida. Al igual que sus bellos muebles y objetos decorativos con diseños que no encontrarás en otro lado.

Este almacén abre sus puertas de lunes a sábados de 10 AM a 9 PM y los domingos de 11:30 AM a 6 PM.

 
London-4.jpg
 

Fortnum & Mason

Ubicado en el 181 de Piccadilly, esta tienda conserva todo su maravilloso pasado de estilo georgiano, con una fachada de madera verde y adornos dorados en la planta baja que lo hacen fácilmente reconocible.

Al entrar encontrarás una escalera de caracol, que se eleva a través del edificio de cuatro pisos inundados de luz, gracias a una cúpula de cristal central.

Cuenta con cinco restaurantes gourmets, con ingredientes frescos, platillos exquisitos y vinos de primer nivel. Además, claro, de su selección de tés que nunca debe faltar. Para Fortnum & Mason el lujo es sinónimo de confort, filosofía que lo diferencia de los demás almacenes.

 
London-5.jpg
 

Puedes cruzar sus puertas de roble de lunes a sábado de 10:00 a 21:00 horas y los domingos de 11:30 a 19:00.

Una vez que entras a estas tiendas no quieres salir, porque -primero- están diseñadas para ello, y segundo son espectaculares. Por ejemplo, ahora mismo ya tienen decoraciones de Navidad por todos los pisos, y dentro de poco las fachadas se vestirán de luces, nieve, y llamativos productos, algo sinceramente de otro mundo.

Cada una con su estilo característico, variedad de productos y por encima de todos el servicio clase A1 que ha sido un emblema de estas tiendas desde la primera vez que abrieron sus puertas.

En esta oportunidad mi D.A.T.O. más importante es que cuentes con un presupuesto alto. Como ya te lo he dicho varias veces estos almacenes son lujosos, por lo que son costosos. Eso sí, puedes tener más que seguro que el monto que vas a pagar es lo que vale su calidad.

Pero también te puedo dar otras recomendaciones, porque como bien sabes, para eso estoy por acá:

  • “May I please” es tu frase bandera una vez que pises suelo británico, los modales son importantísimos en cualquier lugar, pero aquí las formalidades son casi que una ley.

  • El transporte público de Londres es impresionante, puedes tomar el metro, un taxi o incluso un bus de tour para que veas la ciudad desde otro ángulo.

  • Mantente muy pendiente de los cruces de las calles, estás en sentido contrario, evita los accidentes.

Más allá de eso lo único que puedo es decirte que si quieres hacer un viaje a Londres y quieres ayuda para planificarlo, estoy a tus servicios. Y si ya has estado allá y has visitado estas increíbles tiendas me cuentes cómo fue tu experiencia.

Mauro Segui