FIN DE SEMANA DE LUJO EN SAN PEDRO DE ATACAMA

En el norte de Chile existe una maravilla rodeada de arenas y sal, un cielo puro con sol radiante, estrellas casi palpables, lujos y experiencias casi indescriptibles.

El fin de semana del 2 al 5 de Agosto estuve en San Pedro de Atacama, pasé tres noches y cuatro días en uno de los hoteles de lujo de la zona, realicé distintas excursiones, e incluso me encontré con sorpresas climáticas que no se habían visto en el país desde hace algunos años.

La ciudad de la alta meseta

A más de 2.400 metros de altura sobre el nivel del mar  la ciudad ofrece climas cálidos y dorados paisajes, implacables dunas, lagunas que revelan la biodiversidad de la zona, géiseres en constante erupción, aguas termales, y como si esto fuera poco, hoteles de primera línea donde descansar y reponerse luego de un día lleno de actividades.

Los oasis en el desierto

Hay muchos hoteles en la zona, pequeños y grandes, en esta oportunidad te quiero hablar sobre los más reconocidos, no solo por su nombre sino por sus magníficos servicios.

El primero que nombraré es el Alto Atacama, cuyo concepto está basado en arquitectura local, 100% rodeado de naturaleza y con conciencia ambientalista y sustentable. Entre sus servicios cuenta con exquisitas habitaciones, algunas con terrazas privadas. Jardines que se extienden por todo el conjunto. Múltiples piscinas, unas templadas y otras no. Spa, en mi opinión el mejor de la zona. Comida y servicio de primera calidad.

 
DSC_0966.JPG
 

Otro es el hotel Explora, con un concepto diferente del anterior. Éste busca que quienes lo visiten se conviertan en exploradores, y conozcan Atacama de una forma especial. Está creado para pasar más tiempo fuera de él que dentro, aunque esto no significa que no tiene los mismos lujos que Alto Atacama. Cuenta con suites fantásticas, piscinas, jacuzzis y una especie de plaza donde tienen su propio quincho. Una de sus diferencias más marcadas es la suma de otras actividades y excursiones que reafirman su espíritu aventurero, como sus característicos paseos a caballo.

La siguiente opción: Tierra Atacama, una versión con los mismos lujos que los anteriores pero con una vibra más informal. Su diseño sigue las tendencias tradicionales de la zona, sus habitaciones cuentan con vistas panorámicas del desierto, ofrecen múltiples servicios de relajación en el spa, tienen piscinas, excursiones y de momento una promoción de 1 reserva gratis a un menor si te hospedas por 4 días en fechas específicas.

 
Tierra Atacama.jpg
 

Y por último tenemos Awasi, el más pequeño de todos pero con la excelencia más selecta. Tiene 10 habitaciones estilo cabaña, con diseños circulares inspirados en pueblos autóctonos de Atacama, patios privados y duchas al aire libre. Lo que lo destaca de los demás es su tratamiento súper personalizado a sus huéspedes, con guías y vehículos dedicados, donde podrás vivir una experiencia íntima con tus compañeros de viaje.

Las maravillas del desierto

Es evidente que hay mucho que ver en esta maravilla de la naturaleza, algunos de ellos son:

Lagunas altiplánicas Miscanti y Miñique: escondidas entre los volcanes que comparten el mismo nombre, se encuentran estas bellas lagunas cristalinas, que te reciben con un silencio absoluto que solo se rompe al escuchar alguno de los animales de la zona.

Laguna de Chaxa: esta masa de agua tiene algo simplemente increíble, y es que forma parte de la Reserva Nacional de Flamencos. Está dividida por costras de sal y su vegetación más rica se encuentra debajo del agua. En ella podrás ver distintas especies de flamencos en su hábitat natural y también distintos tipos de sales concentradas en el suelo.

 
DSC_0101.JPG
 

Laguna Cejar: esta se parece mucho al mar muerto, pues su concentración de sal es tan alta que permite que los cuerpos floten sin esfuerzo y sin hundirse. Ahora, es importante destacar que ésta es una excursión que algunos hoteles de lujo no están realizando, porque no la consideran sustentable para el medio ambiente. Hace un tiempo se encontró una capa de aceite sobre la laguna que se formó debido a residuos proveniente de -entre otras fuentes- bloqueadores solares de los turistas que se bañaban en ella; la capa comenzó a eliminar parte de biodiversidad de la laguna porque mataba a las bacterias naturales en ella. Hoy día puedes visitarla por medios propios, pero siguiendo las fuertes restricciones definidas para la preservación de este lugar.

Géiser del Tatio: uno de los espectáculos más impresionantes del desierto son las erupciones de los géisers, cuyas fumarolas llegan a medir 8 metros de altura. Por lo general se visitan muy temprano, a las 5:00 am más o menos, para poder ver las erupciones bañadas por los primeros rayos del sol. Y un plus es que en la vía, tanto de ida como de regreso, puedes ver el pequeño pueblo de Machuca, típico de la zona que valdría la pena visitar si tienes el tiempo.

 
DSC_0256.JPG
 

Valle de la Luna y Valle de la Muerte: el paseo entre los valles de Atacama es impactante, tanto por las vistas panorámicas desde las dunas como por las diferencias de altitud. Es importante tener esto en cuenta, tomarse el paseo con calma y mantenerse hidratado. El primer ascenso a la Gran Duna en el Valle de la Luna puede tomar entre 20 a 30 minutos, una parada en el mirador y sigues caminando. Pasando por el desierto, viendo los volcanes, las formaciones rocosas, las concentraciones de sal, todo desde las alturas. Una vez terminado ese recorrido, a unos 10 minutos llegas al Valle de la Muerte, donde podrás sentarte en la popular piedra del coyote y disfrutar viendo el atardecer bañar el cielo de tantos colores como nunca imaginaste.

Termas de Puritama: piscinas naturales de aguas termales, con temperaturas entre los 20 y los 31° centígrados. Que refrescan y revitalizan a quien decida sumergirse en ellas. Uno de los hoteles que tiene un espacio privilegiado en ellas es Explora, que cuenta con camarotes y piscina privada solo para sus huéspedes.

Tour astronómico: la mayoría de los hoteles suele dar como obsequio este tour, que se trata de ver el cielo de Atacama de noche. Ya que es considerado uno de los cielos más puros del mundo, podrás apreciar cada estrella, planeta, o cuerpos celestes que estén pasando por él. Por lo general es dentro del observatorio de cada hotel donde te ofrecen un telescopio y un guía irá explicando lo que verás.

 
DSC_0294.JPG
 

Una escapada necesaria

Todos estos hoteles de lujo, al ser all-in, es decir todo incluído, no suelen tener paseos planificados al pueblo de Atacama, pero de tomas maneras te recomiendo que hagas esta escapada. Yo lo hice el último día de mi viaje, con la misión de probar la comida tradicional del pueblo, ya que el check-out es antes de la hora de la comida. Así que fui, comí y luego recorrí las calles, que se cuentan con los dedos de las dos manos.

Ojo con estos D.A.T.O.s

No podría cerrar esta nueva entrada del blog sin comentarte los esenciales de este viaje:

¿Qué empacar?

Un buen abrigo para las noches, hace mucho frío, dentro de las habitaciones no lo sentirás, pero si estás en alguna excursión cuando cae el sol lo vas a necesitar.

Y ropa de trekking, utiliza telas transpirables, cortavientos e impermeables. Zapatos deportivos cómodos. Gorros que te gusten y te protejan la cara del sol.

¿Cuál es la mejor época para ir?

A mi parecer de  junio hasta agosto, dado el clima privilegiado de San Pedro que siempre ronda entre los 20 y 21°C. Hay sol de día, mucho frío en las noches y lo más importante no hay lluvias, además que la afluencia de turista es baja.

¿Qué debes tener a la mano?

Bloqueador solar, sumamente importante, ya que las concentraciones salinas funcionan como un espejo reflector que potencia los rayos del sol, lo que significa que estás siento bañado en luz solar de todas direcciones y con mucha fuerza.

Hidratación, cuánta más agua bebas mejor, las altas temperaturas más la altitud de Atacama son una combinación dura para el cuerpo, que no está acostumbrado a tales ambientes. Es muy probable que tu guía tenga a la mano agua de hojas de coca, si sientes algún desvanecimiento o síntoma de mal de altura pídele un poco sin pensarlo dos veces.

¿Qué tan costoso es?

Es costoso. Estamos hablando de una experiencia de lujo, que incluye hospedaje de primera, excelente gastronomía, todas las excursiones, todas las bebidas, acceso a cada parte del hotel, transporte personalizado o en pequeños grupos (máximo 8 personas), guías especializados, atención 24/7. Si quieres ponerlo en cifras podríamos estar hablando de aproximadamente $2.000 por persona por persona por un programa de 3 noches.

¿Para quién lo recomiendas?

Principalmente para quienes quieran desconectarse del mundo, conocer un lugar que no ha sido conquistado por la humanidad y que mantiene su esencia árida y espléndida. Con eso dicho les aconsejo que si van a ir se tomen como mínimo 3 noches y 4 días para que aprovechen conocerlo a detalle.

Con este último D.A.T.O me despido. Espero hagan este viaje y queden tan fascinado como yo, de Atacama, su estilo, paisajes, fauna e incluso su gente. Pueden escribirme si necesitan que los ayude a planificarlo, o también para contarme su experiencia si ya lo han visitado.

Mauro SeguiComment